viernes, 26 de noviembre de 2010

Considera Juez que policías acusados de extorsión deben quedarse en prisión


Por Manuel Angulo C.

NUC 02-2010-07864
El Juez de Garantía Héctor Antonio Cortez Peña determinó que dos agentes de la Policía Estatal Preventiva (PEP) que están acusados de extorsión agravada deberán estar encarcelados en tanto se realiza el desahogo de pruebas en el juicio que se abrió el jueves 25 de noviembre.

Los dos policías estatales fueron vinculados a proceso una vez que el Juez evaluó las pruebas presentadas por la Fiscalía y escuchó los argumentos de la defensa

La Fiscalía solicitó que la medida cautelar de prisión preventiva que se les había aplicado desde el 17 de noviembre, fecha en que fueron detenidos, permanezca, debido a que representan un peligro para la víctima y los testigos.

El Ministerio Público argumentó además que los policías, en su carácter de servidores públicos que fueron, conocen bien los domicilios del ofendido, Epifanio Beltrán Ochoa, por lo que es un riesgo que los agentes estén libertad.

Con fundamento en el Código de Procedimientos Penales de Baja California, el Juez consideró que efectivamente se cumplen los supuestos que deben cumplirse para que se applique la prisión preventive, por lo que autorizó esa medida cautelar.

El Juez además reclasificó el delito que se imputa a los dos policías estatales: de secuestro exprés, el cual había señalado la Fiscalía en su acusación inicial, pasó a extorsión agravada por el hecho de que los imputados eran agentes policíacos al momento de cometer la supuesta ilegalidad.

La causa penal en la que está investigado a los dos policías estatales preventivos está registrada bajo el Número Único de Caso (NUC) 02-02010-07864, de acuerdo con el procedimiento que se marca en el Nuevo Sistema de Justicia Penal implementado en Mexicali desde el 11 de agosto pasado.

El pasado jueves, en la audiencia de vinculación a proceso que había iniciado desde el día anterior, la Fiscal Denise Flores Rivera hizo una reseña de los hechos ocurridos el pasado 17 de noviembre a partir de las 16:00 horas.

Ese día, presuntamente Epifanio Beltrán Ochoa fue detenido por agentes de la Policía Estatal Preventiva, quienes lo golpearon, amenazaron e intimidaron; luego le quitaron 19 mil pesos en efectivo y sus pertenencias personales.

Los agentes estatales le habrían solicitado además 3 mil dólares mediante amenazas e intimidaciones, dinero que fue entregado por el hermano de la víctima, Ceferino Beltrán Ochoa.

Los agentes estatales preventivos fueron detenidos alrededor de las 16:46 horas por la Policía Municipal en las calles Paraguay y Bogotá. El hecho provocó un connato de violencia entre agentes estatales preventivos y elementos de la Dirección de Seguridad Pública Municipal.
Finalmente dos agentes de la PEP fueron presentados ante el Ministerio Público como posibles imputados por el delito de secuestro.

En la audiencia celebrada en el Centro de Justicia Penal ubicado en la Calle Sur, en Mexicali, a un costado del Centro de Reinserción Social, el Juez consideró que existen elementos para suponer que los policías estatales cometieron el delito de extorsión agravada.

El Juez determinó aplicar la prisión preventiva como medida cautelar, mientras se realiza el Juicio Oral en el que la Fiscalía presentará las pruebas periciales, documentales y testimoniales para comprobar la culpabilidad de los agentes policiacos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada